La historia de los Mitsubishi eléctricos en competición

Mitsubishi lleva años participando con vehículos electrificados en pruebas de competición. Con esta experiencia no solo ha demostrado sobradamente la fiabilidad de sus modelos eléctricos de producción comercial, también ha podido trasladar a sus coches de calle soluciones derivadas de las carreras.

La historia de los Mitsubishi eléctricos en competición

Pikes Peak International Hill Climb 2012-2014

Tras el lanzamiento en 2009 del i-MiEV, el primer coche eléctrico producido en masa de la historia, Mitsubishi Motors emprendió en 2012 una aventura de tres años en la histórica carrera de montaña norteamericana Pikes Peak International Hill Climb. El objetivo era aplicar en esta competición todos sus esfuerzos de I+D en electromovilidad.

Pikes Peak es una prueba de 20 kilómetros con 156 curvas que sube los 1.500 metros de uno de los picos de las Montañas Rocosas de Colorado, a 4.300 metros sobre el nivel del mar. Un auténtico reto en el que parámetros como el clima o la presión atmosférica varían mucho entre la salida y la línea de meta.

En 2012 Mitsubishi compitió en Pikes Peak con dos vehículos: un i-MiEV de serie que acabó sexto y el i-MiEV Evolution preparado para competición con una potencia de 240 kW desarrollada por un motor frontal y dos traseros y un sistema de tracción total 4WD. Lo pilotaba Hiroshi Masuoka, ganador del Dakar en 2002 y 2003, y finalizó segundo en la categoría de coches eléctricos.

En 2013 Mitsubishi participó con sendos MiEV Evolution II que desarrollaban 400 kW con cuatro motores, tracción 4WD y S-AWC (Super-All Wheel Control). El equipo logró la segunda y tercera plaza en su categoría.

En 2014 Mitsubishi llevó a Pikes Peak dos MiEV Evolution III que ya alcanzaban los 450 kW de potencia. Por fin la marca japonesa logró la victoria y el segundo puesto.

La historia de los Mitsubishi eléctricos en competición

Asia Cross Country Rally 2013-2015

Mitsubishi participó en las ediciones 2013, 2014 y 2015 del Asia Cross Country Rally, el mayor rally de Asia, con un Mitsubishi Outlander PHEV modificado con suspensiones de competición y otros detalles racing como el sellado a prueba de agua.

Esta era una prueba dura, de más de 2.000 kilómetros recorridos a lo largo de seis días por carreteras de montaña, densas áreas forestales, pistas enfangadas y ríos. En tres años consecutivos, el Mitsubishi Outlander PHEV logró la gesta de finalizar la competición.

La historia de los Mitsubishi eléctricos en competición

Australasian Safari 2014

En 2014 Mitsubishi demostró de nuevo la capacidad de un Outlander PHEV prácticamente de serie en el rally Australasian Safari, una tortuosa prueba de más de 3.500 kilómetros. Entre los 26 vehículos que participaron en el rally, el Outlander PHEV fue el único híbrido enchufable y acabó en la 19ª posición.

 

Baja Portalegre 500 2015

En una ruta de 500 kilómetros de alta velocidad, compuesta fundamentalmente de pistas llanas y montañosas en zonas rurales, y que a menudo sirve como preparación para el Dakar, Hiroshi Masuoka demostró que un Outlander PHEV podía ser tan veloz como un coche de rallies convencional.

La historia de los Mitsubishi eléctricos en competición

Visítanos en nuestros concesionarios oficiales Mitsubishi Catalunya y descubre las novedades de la marca.